jueves, 11 de mayo de 2017

150 Años de... Los Cinco. La Fantasía de Rimski-Korsakov.

“Dios permita que nuestros invitados Eslavos nunca olviden el concierto de hoy, Dios permita que ellos preserven en sus memorias cuanto sentimiento, poesía, talento e inteligencia son poseídos por el pequeño pero ya Gran Puñado de Músicos Rusos”

Y con estas palabras cerraba el crítico Vladimir Stasov su famoso artículo en el que bautizaba al grupo de Los Cinco que, a saber, son: Cui, Balakirev, Musorgski, Borodin y Rimski-Korsakov (los he citado en orden creciente de su popularidad actual; creo). 

Sea como fuera, estos cinco compositores rusos son los padres del nacionalismo musical de ese país (el abuelo fue Glinka), es decir, el movimiento que se propuso crear una música rusa-rusa pero 100% rusa, sin influencias de las modas clásicas centroeuropeas (las tiranías musicales germanas, italianas y francesas, que son las que siempre han cortado el bacalao en esto de la Clásica.).

El caso es que el nacionalismo musical ruso es una de las más hermosas experiencias musicales a las que los afortunados y valientes melómanos amateurs se enfrentarán si deciden bucear entre las partituras de estos señores con barba (Borodin usaba bigote, pero bueno.., aceptamos bigote).

Seguramente es Rimski-Korsakov, como digo, el más (merecidamente) popular compositor de Los Cinco, así que vamos a escuchar hoy una de sus composiciones más nacionalistas: su Fantasía sobre temas rusos para violín y orquesta op. 33 que sonó en aquel concierto de 1867 del Congreso Eslavo que inspiró el artículo de Stasov.

Rimski-Korsakov 
es uno de los mejores orquestadores de la Historia de la Música Clásica.

Pueden soltar esta sentencia cuándo y dónde quieran. Jamás podrá ser rebatida por nadie (sean o no entendidos en la materia) y ustedes van a quedar de maravilla (aunque su utilidad para ligar no está contrastada).

Disfruten de esta maravillosísima 

Fantasía de Concierto (en si menor) 
para Violín y Orquesta sobre temas rusos 

martes, 2 de mayo de 2017

A veces la vida es hermosa... como cuando ustedes tienen fe ciega en mí.

A veces la vida es hermosa….Como cuando consigues ver tres cosas buenas durante un puente festivo encerrado en casa con tu señora y tu gata y tus patatas fritas y tus torreznos y tu CocaCola Zero y tu etc, etc.

Las Tres Cosas Buenas que he visto este pasado puente han sido:


1.- Déjame Salir (USA, 2017 – Jordan Peele). No es el reverso luminoso de Déjame Entrar (toma chascarrillo). Es el horrible título patrio para Get Out. No voy a contar nada de la trama. Tendrán que confiar en mi criterio y disfrutar del enésimo (y yo que me alegro) éxito en esto de mezclar géneros y transmutarlos a lo largo del metraje, algo muy posmoderno y muy chulo cuando sale bien, como es el caso.


2.- Colosal (USA, 2016 – Nacho Vigalondo). Para el que esto escribe, la mejor película de Vigalondo y creo (y espero) que va a ser un espaldarazo a su carrera hollywoodiense. A mí es que Open Windows ya me gustó bastante más que ese mísero y miserable 5,1 que le dan en el filmaffinity (tenía ganas de decirlo). Tampoco voy a contar nada de la trama de Colosal ni les recomiendo que lean sinopsis alguna. La justificación que tienen que dar a su pareja para ir al cine o verla en casa tiene que ser "la recomienda MrLombreeze". Y punto.


3.- El Cuento de la Criada (HBO, 2017). Serie de tv que pone imágenes a la distopía que describió la escritora canadiense Margaret Atwood en su novela homónima de 1985. No voy a contarles nada de la trama aunque, muy probablemente, ya sepan de qué va la cosa si tenemos en cuenta que el libro fue un exitazo de ventas y de crítica y ya es un clásico moderno. 

Resumiendo, tres recomendaciones que tienen en común que son tres películas/serietv desasosegantes, originales, de factura impecable, con acertadas bandas sonoras, estupendas interpretaciones y que requieren de un acto de fe por su parte porque yo no les voy a contar de qué va la cosa. Eso sí, no se las pierdan.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails