lunes, 29 de septiembre de 2008

Euskadi y la República de Weimar.

Que nunca veamos así al hermoso Lauburu

"Adolf Hitler invadió Europa y mató a 6 millones de judíos y además fue el responsable de la muerte de 25 millones de soviéticos, 6 millones de polacos, 6 millones de europeos varios, 22.000 españoles y....".

Quieeeeeeeeeeeeetoooooooo. ¿Él solico?, ¿alguien le ayudaría o qué?. Puede que alguno de los 7 millones de alemanes muertos y otros muchos de los alemanes vivos algo ayudaran, sí. Y también el descontento del pueblo alemán por la depresión económica de los años 30 y el rencor hacia las potencias aliadas tras el humillante Tratado de Versalles posterior a la Primera Guerra Mundial.

El caso es que Alemania se volvió loca de nostalgia, y los más locos de todos los alemanes, los nazis, encontraron un buen caldo de cultivo para que se desarrollara su estrafalaria y peligrosísima doctrina ultranacionalista basada en el orgullo de su nación, que los tenía más grandes que nadie, y la necesidad de su espacio vital para crecer como pueblo, patria y yoquésé más cosas. Subieron como la espuma en popularidad con su arenga populachera y se presentaron a las elecciones presidenciales de abril 1932 consiguiendo, nada más y nada menos, (en la segunda ronda de votaciones), más de 13 millones de votos!. Qué pena que el partido del abuelete de von Hindenburg consiguiera más de 19 millones!, oooooooooooh.
Pfff, menos mal, no tenemos un presidente de la república alemana, (llamada por aquel entonces República de Weimar), nazi... Mucho mejor un monárquico (!) convencido y gran derechón como von Hindenburg. Y no solo eso, sino que Hindenburg, (influenciado por otro gran cabronías, el general Kurt von Schleicher, el que realmente manejaba los hilos en la sombra), no nombró Canciller, (jefe de gobireno), a Hitler, sino a von Papen, el católico.

Franz von Papen, al aceptar el cargo, se la metió doblada a Brüning, el canciller alemán saliente y líder del partido del que Papen era miembro. Un gran trepa este Papen. Obviamente, lo expulsaron del partido (Partido de Centro Católico), por trepa y por cabrón, pero se la trajo bastante floja la cosa: disolvió el parlamento dos veces y convocó sendas elecciones parlamentarias, en la segunda de las cuales, (noviembre de 1932), los nazis habían perdido ya dos millones de votos, aunque seguían siendo una gran fuerza dentro del parlamento alemán.
Papen no consiguió suficiente apoyo parlamentario y fue sustituído por el general Schleicher porque no era cuestión de seguir convocando elecciones hasta que consiguiera ganarlas, ¿no?. Eso es muy bananero.
Pero Schleicher tampoco conseguía formar un gobierno estable y buscaba alianzas por todas partes: con los nazis y hasta con los socialistas del Partido Socialdemócrata Alemán. Este último acercamiento a los socialistas no gustó nada al viejo Presidente Hindenburg al que le estaba mientras tanto comiendo la cabeza al católico von Papen. Finalmente Hindenburg destituyó al general Schleicher y a sugerencia de von Papen y, en contra de su propia opinión, nombró Canciller a... ¡Tachán!, Adolf Hitler.

Tres intentos de gobierno, -Brüning, von Papen y von Schleicher-, fallidos y las intrigas de todos los partidos demócratas, habían llevado a Alemania a tener como Canciller a Adolf Hitler, el nazi.
Von Papen creía que podría controlar a Adolf Hitler desde la vicepresidencia y gobernar en la sombra. Jajajajaja, qué tío, qué majo.
¿Qué hizo Hitler?: disolvió el Parlamento, lo quemó, acusó a los comunistas del incendio, metió a media oposición en la cárcel y convocó nuevas elecciones en mayo de 1933 y, ahora sí, consiguió por fin la mayoría absoluta parlamentaria.
Entonces ilegalizó todos los partidos políticos excepto el nazionalsocialista, (el suyo), y durante la "noche de los cuchillos largos" de 1934 asesinó a todos los opositores que tenía dentro de su propio partido y a otros muchos considerados poco fiables. En total, unos cuantos cientos de muertes y unos miles de arrestos. Poca cosa para la que se venía encima...
El propio general von Schleicher y su esposa fueron asesinados aquella noche. Adolfito sí que tenía claro su programa.
Von Papen se libró de milagro y acabó de diplomático firmando concordatos con la Santa Sede y pactos de no agresión turco-germanos durante la WWII. Los aliados quisieron juzgarlo en Nurenberg pero la intervención del papa Juan XXIII le volvió a librar de la cosa.
La historia de Hitler imagino que ya os la sabéis.
En fin, así se fabrica un monstruo. Unas dosis de ultranacionalismo, extremistas, curicas, beatos, y demás personajes de esta calaña a partes iguales y nos sale un Hitler bien hermoso.

Por eso a los de Batasuna, ANV y demás fantochadas, ni agua.
Por eso el Tribunal Supremo ha hecho muy bien ilegalizando y ordenando la disolución de ANV y el Partido Comunista de las Tierras Vascas.

A tomar polculo ya hombre. A ver si toman nota los demócratas vascos.

Hala, vamos a quitarnos el mal sabor de boca que deja el hablar de esta gentuza, escuchando la hermosa obertura de "Los esclavos felices", ópera del notable compositor bilbaíno Juan Crisóstomo de Arriaga (1806-1826), el "mozart español". Y vasco.

6 comentarios:

Soundtrack dijo...

Muy curioso que el alemán católico apostólico y romano se llameVon Papen, no? :-)

En cualquier caso, todos, todos los extremismos son peligrosos... Y como dijo aquel, los nacionalismos se curan viajando...

Mr. Lombreeze dijo...

Curiosa coincidencia, sí...
Tan curiosa como ésa de que para celebrar el 70 aniversario de la anexión de Austria al imperio nazi, un 30% de los votantes austriacos hayan decidido este fin de semana dar su respaldo a la ultraderecha...

Soundtrack dijo...

Es que otra cosa no, pero celebrando aniversarios los austríacos son una piña :)

MonSeñor Gusano dijo...

Me cago en todos estos .... mejor me lo callo. Que al fin y al cabo yo soy democrata. En fín, una pena que en el mundo globalizado, estos imbeciles aún esten con estas chorradas, pero que al estar locos, fijense que hacen. Saludos gusanos.

Javier Chacón dijo...

Buena comparación, es mejor evitarse problemas con el tema vasco. Ya se ha ido demostrando con menos que se les da una mano y cogen el brazo. El problema es como con los niños: un día te lloran y capricho, otro día ven que llorando lo mismo nada, lloran más y capricho, y así sucesivamente hasta que no paran salvo afonía.

drmierdas dijo...

Los extremnismos son muy malos...bla, bla, bla..etc..democracia...si, si...consenso...claaaaaro...y los que estan jodidos por atentados, extorsión...que? A tomar pol culo...yo con esa gentuza ni agua y cada véz que hablo con alguno de ellos el mismo rollo, se come muy bien, los paisajes...que se lo metan todo por el culo!!!
Viva Aragón, Madrid y España!!!

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails