lunes, 24 de abril de 2017

9 Años de... De Gusanos y Lombrices. Homo sum; humani nihil a me alienum puto.

El pasado 8 de febrero su blog vecino y amigo De Gusanos y Lombrices cumplió 9 años de virtual existencia. Vamos a celebrarlo hoy porque el pasado 8 de febrero yo estaba muy liado en el mundo real y no tuve tiempo de desenmarañarme de mis quehaceres terrenales y poder dedicar a un noveno aniversario el tiempo que se merece.

"Hombre soy; nada de lo humano me es ajeno..."

Recordemos lo que decíamos aquel lejano 08/02/2008: “en el mundo solamente existen tres tipos de animales: esponjas, medusas y gusanos. Las esponjas y las medusas son unos bichos aburridísimos de los que nadie quiere saber nada, al menos no en este blog, y todos los demás son o, mejor dicho, somos gusanos, esto es, tubos con dos orificios: el de entrada para la comida y el de salida para los excrementos. La evolución se ha encargado de dotarnos a los gusanos de pelos, ojos, apéndices y demás órganos que se juntan alrededor del tubo.”.

Quédense con esto: Todos somos gusanos. Nuestra obligación es ennoblecer ese estúpido tubo que todos somos expandiendo nuestro círculo de compasión y cultivando nuestra sensibilidad artística. Y ése ha sido, es y seguirá siendo el único propósito de este blog: ennoblecer tubos antropomorfos.

Llevar 9 años escribiendo regularmente y comprobar que ahora se hace tan mal como en 2008 le refuerza a uno la convicción de que está haciendo con su vida lo correcto: trabajar en una oficina. Así que, una vez que hemos enciclopedizado nuestro mundo como dios manda, es hora de pasar a la celebración no sin antes agradecer a todos los lectores, los seguidores y, sobre todo, a todos los comentaristas, ese aliento tan necesario para mantener a un blogger, en la era del twitter, al pie del cañón durante casi una década. La Vieja Guardia (ellos ya saben quiénes son) siempre tendrá un lugar en mi corazón. Y no en el metafórico, sino en el de verdad, en el del marcapasos.

El cuerpo me pedía poner algo de la Novena, por eso de los 9 años (obviamente), pero.., qué coño, 


this is just a punk rock blog!.

miércoles, 19 de abril de 2017

Expandiendo nuestro círculo de compasión. La Carne que comemos.

La gran tragedia de la Naturaleza es que es amoral. Es decir, indiferente al sufrimiento de los seres que la conforman. El sufrimiento proviene de la crueldad de los animales carnívoros que somos la prueba (otra más) de que o bien Dios no existe o bien de que sí existe pero entonces es un cabrón con pintas (peor me lo pones; todos los creyentes deberían ser temerosos de Dios, desde luego).

Para ilustrar esta introducción podría insertar un montón de vídeos de documentales de la Naturaleza en los que hermosos animales son devorados por otros hermosos animales más fuertes y con más colmillos pero, como es un espectáculo horripilante (que los nuevos documentalistas ya evitan a toda costa), les voy a ahorrar el trago. Todos saben de qué estoy hablando.

Algún día haré la lista de los 10 seres humanos más grandes de todos los tiempos. No sé cómo quedará pero, sin ninguna duda, Darwin estará en ella (muy posiblemente en primera posición). Horrorizado por la crueldad de los indígenas de la Patagonia, Darwin propuso su sublime teoría (otra más) sobre el progreso de la moral que consistiría en la expansión del círculo de compasión.

La expansión del círculo de compasión.

Puede que sea la frase más bella jamás escrita. Una frase que resume bien lo que Darwin quería decir. Nuestra compasión/empatía empieza por nuestros familiares, se amplía a vecinos, regiones, naciones, raza, etc... Y, cuál es la conclusión lógica de esta expansión?, es decir, hasta dónde debería abarcar nuestro círculo de compasión?. La respuesta es a todas las criaturas capaces de sufrir, o sea, a todos los animales.


Taiwán acaba de expandir su círculo de compasión prohibiendo el consumo de carne de perros y gatos. Y la organización Compassion in World Farming acaba de publicar en nuestro país el libro que hoy les recomendamos: La Carne que comemos (Alianza Editorial). Les copio la sinopsis:

En todo el mundo se crían unos 70.000 millones de animales de granja cada año, dos tercios de los cuales en granjas industriales. Viven permanentemente encerrados y son tratados con máquinas de producción sin acceso a pastos o forraje. La comida que se les suministra con frecuencia atraviesa varios continentes. En conjunto, consumen un tercio de los cereales producidos en el mundo, el noventa por ciento de la harina de soja y hasta el treinta por ciento de las capturas totales de pescado. Es un negocio que depende del uso de enormes cantidades de antibióticos -la mitad de los que se utilizan en el mundo-, lo que constituye el caldo de cultivo para la aparición de nuevos" supermicrobios" resistentes a los antibióticos. Consume también recursos naturales tan valiosos como agua, tierra y petróleo." La carne que comemos" muestra gráficamente qué significa la ganadería industrial y cuál es el verdadero coste de la carne barata, y hace un llamamiento a un consumo más racional, saludable y compasivo.


Cómprenlo, léanlo o regálenlo aprovechando que se acerca del Día del Libro. Podemos ser menos crueles y menos idiotas al mismo tiempo, es decir, menos bestias.

Dedicado a todos los súper héroes vegetarianos y veganos a los que tanto admiro, va este corto, documental de culto, del gran Georges Franju: La Sangre de las Bestias (1949).

***ADVERTENCIA: Contiene imágenes que pueden herir su sensibilidad. Les ofrecemos una alternativa literaria: La Jungla (1906), la inmortal obra maestra de Upton Sinclair.***

sábado, 15 de abril de 2017

Hoy, 15 de abril, es mi cumpleaños. La Llegada de la Reina de Saba (G. F. Haendel).

Voy a contarles algo muy curioso. 

En los mismos suelos sobre los que ahora se alzan orgullosos los bloques de pisos de V.P.O. del flamante nuevo barrio de Valdespartera de la Siempre Heroica Ciudad de Zaragoza, guerrearon, hace ahora casi sesenta años, los ejércitos judíos contra las hordas egipcias.

Al mando de los judíos, un rey con peluca: Salomón, hijo de David, aka. Yul Briner. Esto sucedió cinematográficamente hablando, lo que contribuyó a la enésima fantasía erótica infantil de Mr Lombreeze:


Más Historia.

Diez años antes de ser aniquilado por el mismo matasanos que dejó ciego y finiquitó a J. S. Bach (otro día hablamos del farsante Doctor John Taylor), el gran compositor alemán George Friedrich Haendel (1685 - 1759) compuso su oratorio Salomón, donde el maestro nos cantaba y contaba las andanzas del rey judío artífice del mítico templo que albergaba el Arca de la Alianza y poseedor, según fuentes tan fiables como el Corán, de los conocimientos científicos más avanzados de su época (hace unos 3.000 años).

Parece ser que Salomón se enamoró de la bella Reina de Saba (actual Etiopía - Yemen), una princesa de color (negro) que ahora dicen que se llamaba Makeda y a la que el rey judío le dedicó su Cantar de los Cantares; aunque según Reyes 11:3, Salomón «tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas, y sus mujeres le desviaron el corazón». No me extraña.

Pero bueno, a efectos líricos y musicales, el romance con Makeda (que no se debía parecer en nada a Gina Lollobrigida) le bastó a Haendel para componer una obra que contiene uno de los fragmentos de la Música Clásica del período Barroco más maravillosos jamás creados. Y no me refiero al que todos conocen de sobra (el Himno de la Champions = Zadock, el sacerdote), sino a la genial pieza instrumental titulada Llegada de la Reina de Saba que hoy me regalo por mi cumpleaños porque yo lo valgo.

Disfruten de esta maravilla:

martes, 11 de abril de 2017

Neojipismos: El anuncio de Pepsi (y Kendall Jenner, que no sé quién es).

Ha llegado a mis manos esta mierda gordísima de Pepsi. Me dicen que está causando un revuelo tremendo en RRSS. La parte del revuelo me da igual y no sé quién es Kendall Jenner, pero el anuncio es tan repugnantemente neojipi que merece la pena que nos riamos públicamente de él de forma inmisericorde.

Esto es ridículo:

 

Nuestro código ético-artístico nos obliga a odiar este anuncio porque es el reverso tenebroso de
esta obra maestra:

martes, 4 de abril de 2017

Frases de Cine. Vuelve Aki Kaurismäki.

"Mi idea es hacer un trilogía de sólo dos partes."
Aki Kaurismäki a El Mundo (02/04/2017).

Vuelve Aki Kaurismäki, Héroe Gusano y súper realizador favorito de este blog, 
con El otro lado de la esperanza 
(Oso de Plata en Berlín, que a mí me da igual, pero bueno, ahí dejo el trivia). 
Vuelve la tragicomedia. 

martes, 28 de marzo de 2017

75 Años de... Adiós a Miguel Hernández.

Miguel Hernández  murió hace 75 años víctima de las voluntariosas bacterias franquistas. 
Murió de bronquitis, tuberculosis y tifus. 

"Josefina, anoche me ha hecho Barbero una operación mucho más importante que la otra. Por medio de un aparato punzante que me colocó en el costado, después de mirarme de nuevo con rayos X, salió de mi pulmón izquierdo, sin exagerarte, más de litro y medio de pus en un chorro continuo que duró más de diez minutos. Hoy me encuentro muy descansado y casi sin fiebre."

Murió con los ojos abiertos porque nadie pudo cerrárselos.

Según el diccionario de la Real Academia de  DG&L

poeta: dícese de la persona que, hallándose preso y tras recibir una carta de su esposa informándole de que ella y su hijo sobreviven a base de pan y cebolla, escribe las Nanas de la Cebolla.

La cebolla es escarcha 
cerrada y pobre. 
Escarcha de tus días 
y de mis noches. 
Hambre y cebolla, 
hielo negro y escarcha 
grande y redonda. 

En la cuna del hambre 
mi niño estaba. 
Con sangre de cebolla 
se amamantaba. 
Pero tu sangre, 
escarchada de azúcar, 
cebolla y hambre. 

Una mujer morena 
resuelta en luna 
se derrama hilo a hilo 
sobre la cuna. 
Ríete, niño, 
que te traigo la luna 
cuando es preciso. 

Alondra de mi casa, 
ríete mucho. 
Es tu risa en tus ojos 
la luz del mundo. 
Ríete tanto 
que mi alma al oírte 
bata el espacio. 

Tu risa me hace libre, 
me pone alas. 
Soledades me quita, 
cárcel me arranca. 
Boca que vuela, 
corazón que en tus labios 
relampaguea. 

Es tu risa la espada 
más victoriosa, 
vencedor de las flores 
y las alondras 
Rival del sol. 
Porvenir de mis huesos 
y de mi amor. 

La carne aleteante, 
súbito el párpado, 
el vivir como nunca 
coloreado. 
¡Cuánto jilguero 
se remonta, aletea, 
desde tu cuerpo! 

Desperté de ser niño: 
nunca despiertes. 
Triste llevo la boca: 
ríete siempre. 
Siempre en la cuna, 
defendiendo la risa 
pluma por pluma. 

Ser de vuelo tan lato, 
tan extendido, 
que tu carne es el cielo 
recién nacido. 
¡Si yo pudiera 
remontarme al origen 
de tu carrera! 

Al octavo mes ríes 
con cinco azahares. 
Con cinco diminutas 
ferocidades. 
Con cinco dientes 
como cinco jazmines 
adolescentes. 

Frontera de los besos 
serán mañana, 
cuando en la dentadura 
sientas un arma. 
Sientas un fuego 
correr dientes abajo 
buscando el centro. 

Vuela niño en la doble 
luna del pecho: 
él, triste de cebolla, 
tú, satisfecho. 
No te derrumbes. 
No sepas lo que pasa ni 
lo que ocurre. 

viernes, 24 de marzo de 2017

5 Mitos del siglo XX que no me gustan.

Y todos ellos han calado fortísimo en la cultura popular.  
Mi personalidad merece doble reconocimiento por ello.

1. Glenn Gould. Escuchar tocar a Glenn Gould es como escuchar el sonido de una máquina de escribir afinada. Sus Variaciones Goldberg bachianas de 1955 son la cima del pop-esnobismo de la música clásica subcategoría resurgimiento del barroco y difusión made in USA vía Hollywood; los cinéfilos recordarán que es el pianista favorito del despreciable Hannibal Lecter. Ver a Glenn  Gould tocando en youtube es algo más entretenido porque los excéntricos (se sentaba siempre en la misma silla, muy bajita, lo que le hacía adoptar una postura frente al piano muy pintoresca, como de chalado) siempre nos divierten aunque, en su caso, resulte un poco insoportable escuchar sus murmullos tarareando las frases musicales que ejecuta al piano a velocidad casi siempre exagerada. Dicen que padecía el síndrome de Asperger, pero a mí eso me da igual. De casi todo lo que he escuchado suyo existe una versión mucho mejor interpretada por otro pianista menos pirado que él (en el caso de las Goldberg, Barenboim). Como muestra de las cosas que no me gustan de este señor, este sacrilegio pianístico de La Valse (1920, Maurice Ravel).


 2. Sonic Youth (o Joy Division, me da igual). Sonic Youth es el amateurismo musical ruidoso perpetuo, por eso es el grupo de cabecera de tantísimas bandas que comienzan a aporrear bajos, guitarras y baterías. Para muchos es su gran virtud. También lo fue para mí hace un porrón de años pero, escuchados ahora, sus monótonas limitaciones musicales me aburren. De actitud y pose van sobradísimos y la influencia de sus disonancias, marca de la casa, en muchos grupos posteriores son incuestionables. La voz de Kim Gordon es insoportable. Creo que están tan sobrevalorados como Glenn Gould. Cosas de la capital mundial  (NY).


 3. Pablo Picasso. A finales del siglo XIX los pintores ya reproducían la realidad de maravilla. La puntilla la puso la fotografía. Y entonces se puso el marcador a cero volviendo al primitivismo exótico, las figuras africanas, los ornamentos orientales, los dibujos nipones, etc. Algo había que hacer hasta que llegara el hiperrealismo y las imágenes generadas por ordenador. El caso es que Picasso pintó hace 110 años a Las Señoritas de Avignon como las hubiera pintado un chamán bidimensional del áfrica negra e inventó el cubismo. El cuadro está, por supuesto, en NY. A mí es que siempre me ha parecido horroroso y hace muchos años que dejé de esforzarme en entenderlo más allá de lo que diga la Historia de la Pintura. Picasso se reinventó constantemente. Todos sus reinventos los encuentro igual de poco atractivos que éste:


4. Sigmund Freud. Los científicos serios, o sea, los del método científico, les dirán que el psicoanálisis es una pseudociencia así que, como tal, es dañina. Freud inventó algo dañino. El psicoanálisis nació con el siglo (La interpretación de los sueños, 1900). Siempre fue una pseudociencia machista (envidia del pene) y ninguno de sus mitos ha sido seriamente respaldado por ningún científico. No existen las personalidades oral y anal. No existe la sexualidad infantil. No existen las neurosis consecuencia de frustraciones sexuales. No existen los complejos de Edipo/Electra. Freud fue un curandero. Y a mí me caen fatal los curanderos.

5. Santa Teresa de Calcuta. Odiar a esta señora es muy fácil si lees a Hitchens que la llamaba “Ángel del Infierno”. No es una cuestión de cinismo esto de desmitificar a una Santa, es una cuestión de Justicia para con los pobres enfermos con los que ella tanto disfrutaba confortándoles el alma pero sin curarles el cuerpo. Citando a Hitchens “Cuando ella cayó enferma, voló en primera clase a una clínica privada de California”. Son conmovedoras las palabras de Teresa cuando dijo “creo que es muy bonito para los pobres que estos acepten su suerte, para compartirla con la pasión de Cristo. Creo que se está ayudando mucho al mundo mediante el sufrimiento de los pobres”. Detesto a esta fanática populista ultracatólica.

Despidamos este estupendísimo post con el documental Ángel del Infierno
de Christopher Hitchens:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails